Ultreia! Los vinos del Camino I, El Bierzo.

ultreia et suseiaHoy comienzo con una serie de post que hablan de uvas y vinos que han convivido a lo largo del tiempo con las personas que han conformado la historia del Camino de Santiago. Durante siglos los peregrinos han recorrido esta ruta al margen de ríos y tierras cultivadas de diversas variedades de vitis vinifera, que han perdurado hasta nuestros días gracias al trabajo metódico de algunas de las mas importantes ordenes monásticas. Los monasterios en el medievo tenían sus propias bodegas y ofrecían su propio vino a los peregrinos como un signo de hospitalidad. La labor de estos monjes ha llegado a nuestros días gracias a sus escritos y tratados  sobre viticultura y enología, que se han transmitido durante generaciones.

calabaza y cayadoEl peregrino antaño, hoy día como elemento simbólico y orna mental, portaba la calabaza que solía llevar una mezcla de vino y agua y que se calentaba mediante un hierro candente. Durante todo el camino podemos asistir a  la plasmación artística de la vía compostelana y la ruta vitivinícola, que se funden con el patrimonio cultural jacobeo heredado hasta hoy.

Historia

En la Peninsula Ibérica se replantan las vides a medida que los reinos cristianos vuelven a tomar el control del territorio en detrimento del dominio musulmán. La gran mayoría de viñedos habían sido destruidos por las sucesivas contiendas y por la mano del infiel, entre una mezcla de sacrilegio por la simbología del vino con la sangre del creador y por la prohibición del Islam de beber alcohol.

El cardenal Cisneros encargó a Gabriel Alonso de Herrera la redacción de una obra que compilase el saber agrícola de la época “El Libro de agricultura!, en la que describe el cultivo de la uva y la elaboración del vino a comienzos del siglo XVI; por ella se conocen también las zonas dedicadas a viñedos situadas al pie de las diversas rutas de peregrinación.

Desde ese sentido puramente simbólico en el Cristianismo, la transformación de la uva en vino es el proceso en el que interviene la fermentación para dar paso y dotar nuevos elementos a esta bebida, limpia, pura, brillante y embriagadora. Al igual que el pan interviene en la eucaristía transmutándose en el cuerpo de Cristo, el vino sufre una transfiguración mística al pasar a ser su sangre.

Desde la irrupción del cristianismo hasta finales de la Edad Media, todos los viñedos europeos pertenecían de una forma u otra a monasterios, abadías o conventos. Simbologicamente representaba la sangre de la tierra. Formaba además parte de la dieta de los monjes porque les proporcionaba calorías, ayudaba a combatir el frío y tenía propiedades saludables para combatir la gastroenteritis.

Castilla y León

mapa castilla y Leon iiComunidad con diversas denominaciones de origen reconocidas, de antigua tradición, tales como Bierzo, Cigales, Toro, Rueda o Ribera del Duero. En la Edad Media el vino de Toro era muy apreciado, por lo que se le concedieron privilegios reales que permitían su comercialización en ciudades donde la venta de otros vinos estaba prohibida.

Ya hace unos 2.000 años, las citas de Plinio el Viejo y Estrabón se refieren a la existencia de viñedos en la actual comarca del Bierzo. Además, se conoce que los romanos impulsaron de forma extraordinaria la agricultura de estas tierras, introduciendo nuevos cultivos como la vid -en concreto la especie Vitis vinifera, oriunda de la región del Cáucaso y de Armenia- y nuevas técnicas como el arado romano. No obstante, la mayor expansión de viñedo en el Bierzo estuvo vinculada al desarrollo de los monasterios medievales, sobre todo los cistercienses, por ser el vino, por una parte, elemento esencial para el culto y porque, además, era considerado básico para la alimentación.

Por lo tanto, no resulta extraño que el vino ocupe ya desde hace diez siglos un papel muy destacado en la vida económica de esta comarca. Nacieron nuevos monasterios, surgieron burgos y aldeas, y en las zonas de paso del Camino de Santiago se fueron extendiendo los viñedos.

Según las referencias históricas, fueron los monjes franceses en Villafranca del Bierzo los que plantaron nuevas cepas en la zona. Los vinos del Bierzo fueron muy apreciados a lo largo de toda la historia de las peregrinaciones. Se conservan noticias y relatos de peregrinos desde el siglo XII que así lo atestiguan.

Uva Mencía

Foto uva mencíaLa protagonista de los vinos del Bierzo es la uva Mencía, variedad de uva tinta presente en el noroeste de la península y que a mi personalmente me entusiasma. Variedad autóctona de la provincia de León, particularmente en la DO Bierzo –conocida como negra-, pero también en las denominaciones de Valdeorras, Monterrey y Ribeira Sacra en Galicia. Los primeros viñedos datarían de la Edad Media, donde probablemente las órdenes monásticas establecidas en la región procedentes de la Borgoña, realizarían diversos cruzamientos e injertos sobre las vides autóctonas.

La Mencía es una cepa también adaptada a terrenos cálidos y algo secos, de fertilidad elevada y producción medio-alta. Debido a su brotación precoz es sensible a las heladas. También debe vigilarse la aparición de Botrytis cinérea. En regiones altas y con un generoso régimen pluviométrico, se aconseja aumentar la densidad de cepas por plantación con el fin de incrementar la competencia entre ellas y de este modo conseguir mejorar la calidad de la uva. La cepa presenta un porte de pámpano semierguido. El racimo es de tamaño medio y semi-compacto. Las bayas son de tamaño medio, color azul violeta y de hollejo grueso. La Mencía es una variedad aromática con una alta presencia de fruto rojo unido a un carácter mineral o de pizarra que lo aporta el terruño. No da un elevado grado alcohólico, es de baja acidez y de considerable contenido en azúcar. Es una variedad del Bierzo que ofrece excelentes resultados para tintos jóvenes, para cortas crianza, para maceraciones carbónicas, en rosados. Los vinos de uva Mencía son vinos con cuerpo, de estructura medio-alta, de sensaciones en boca aterciopeladas, llenas, sedosas. En nariz son muy afrutados –frutas rojas, maduras-, herbáceos, minerales. Los tintos crianza de uva Mencía destacan por su notable capacidaz de envejecimiento.

Raúl Pérez 

Si hay alguien que ha revolucionado la manera de hacer vino en España y concretamente en el Bierzo ese es Raúl Pérez, uno de los enólogos españoles más reconocido dentro y fuera de nuestras fronteras, considerado el pasado año por la Guía de Vinos Bettaane + Desseauve como “el mejor enólogo del mundo”.Foto Raul Pérez

Nació en 1973 en Valtuille de Abajo y procede de una familia de viticultores de toda la vida en el Bierzo. Se unió a la bodega familiar Castro Ventosa con poco más de 19 años y pertenece a la generación de enólogos que revolucionó el Bierzo.

Ayudó en la primera elaboración de Álvaro Palacios en la zona y también a la familia Peique en sus primeras añadas, por lo que el espíritu de ayuda y colaboración siempre ha estado presente en su relación con las bodegas del Bierzo.

Raúl Pérez tiene una forma particular de entender el vino. La prioridad no es la bodega, sino la viña. Por ello, trabaja en multitud de proyectos, propios y en colaboración, tomando únicamente como punto de partida los viñedos en los que encuentra las uvas que más le gustan. En el Bierzo, es también el Director Técnico de Bodegas Estefanía y su marca Tilenus, y recientemente ha vuelto a la bodega familiar Castro Ventosa. Pero sus colaboraciones y asesorías son numerosas e incluyen zonas como Rías Baixas (con su vino Sketch) Ribeira Sacra (con su vino El Pecado), Monterrei, Madrid y también en países como Portugal y Sudáfrica. En 2003 inicia su proyecto personal en el Bierzo bajo el nombre de Ultreia. Una forma antigua con la que los peregrinos del Camino de Santiago se saludaban y que significa “vamos más allá” significado que guarda relación con la historia familiar y personal de las raices de Raúl Pérez.

El Bierzo y todo su potencial

El Bierzo es una región natural española situada al noroeste de la provincia de León, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Con 2.954,28 km2, cubre el 18% de la superficie Provincial. Geográficamente limita con las provincias de Orense, Lugo, Asturias, y con las siguientes zonas leonesas: La Montaña (Murias de Paredes y Laciana), La Cabrera y la Meseta, siendo por tanto una zona de transición entre Galicia, León y Asturias. El Bierzo es un conjunto de pequeños valles en la zona montañesa y una amplia y llana depresión, el bajo Bierzo, que van a configurar los tipos de cultivo.

Dicen los expertos que el revulsivo de la enología en la zona fue la llegada de Álvaro Palacios, descendiente de familia de bodegueros riojanos que, después de poner al Alvaro-PalaciosPriorato a la cabeza de las áreas vinícolas de gran calidad españolas, vislumbró en El Bierzo otra zona olvidada con un potencial similar. Su bodega en El Bierzo es hoy probablemente la más famosa y representativa de la comarca, “Descendientes de J. Palacios”, bodega fundada en época tan reciente como 1999 y que sin embargo es ya ampliamente reconocida por elaborar vinos de la categoría del Moncerbal, todo un vinazo tanto en calidad como en precio, o el popular Pétalos del Bierzo, ese vino que en 2014 se agotó en todas las tiendas después de que el norteamericano Robert Parker lo calificara como el mejor vino de España por su relación calidad-precio.

Hasta hace poco más de una década, El Bierzo había sido poco más que una zona de elaboración de vinos de mesa, vinos sin personalidad y de calidad más que cuestionable. Cuando Álvaro Palacios llegó a la zona se dio cuenta de que existían grandes diferencias entre la zona del valle, la más accesible y la que concentraba la mayor parte de la producción desde las replantaciones que siguieron a la epidemia de filoxera a finales del s. XIX, y las laderas de las montañas circundantes, donde quedaban algunas pocas viñas viejas de épocas pasadas. El valle tiene suelos fértiles, y su orografía más llana facilita los cultivos; en cambio, las laderas son pedregosas y más inaccesibles. Pero la uva es caprichosa, y generalmente los mejores vinos proceden de los suelos más pobres. Palacios se dio cuenta de que el verdadero potencial vinícola de la zona estaba en las laderas y en las cepas centenarias que aún quedaban diseminadas aquí y allá por esas pendientes, en suelos pìzarrosos situados a mayor altura. Era allí donde se había iniciado el cultivo de la vid en la antigüedad, y era allí donde residía todo el potencial para elaborar vinos modernos y de calidad.

Así, en apenas 10 ó 15 años se han ido instalando por la zona una serie de nuevos productores que han comenzado a sacar a la Mencía de su ancestral categoría de uva de vinos potentes, rústicos, recios y poco elegantes en general, para transformarla en la clave de unos vinos modernos repletos de fruta y frescor. Parece increíble que unos y otros surjan del mismo fruto. La clave está en los suelos, en las cepas viejas y en un cuidadoso proceso de elaboración. Creciendo en suelos pobres, en laderas situadas a altitudes que rondan los 800 metros, y procedentes de cepas viejas de baja productividad, los granos de Mencía dan lugar ahora a vinos que destilan ligereza y frescor, con toques minerales fiel reflejo de los suelos en los que han crecido, como encontramos en el relativamente joven (10 meses en barrica) Pétalos del Bierzo. Sometidos a una crianza más prolongada, un proceso para el que tradicionalmente se consideraba a la Mencía como una variedad poco adaptada, se obtienen ejemplos de finura y elegancia como el fantástico Corullón o los exclusivos Moncerbal y Las Lamas, vinos de producciones muy limitadas reservados para los paladares (y bolsillos) más selectos.

Tras la “revolución” iniciada por Palacios, otras bodegas de la zona han empezado también a extraer todo el potencial oculto de la Mencía autóctona. Son bastantes hoy en día los vinos de calidad que podemos encontrar en El Bierzo, y es de esperar que sean cada día más, con el resurgir de la zona que va lógicamente unido a la fama, pero merece la pena destacar también los vinos de Bodegas Pittacum, como el Pittacum básico o el Pittacum Aurea, otros dos magníficos ejemplos de lo que puede llegar a extraerse de una uva, en este caso la Mencía, cuando se la trata con cariño.

Lamentablemente, El Bierzo no es sinónimo de vinos baratos; al tratarse de una viticultura de baja producción a partir de vides cultivadas en laderas a veces tan poco accesibles que sólo se puede trabajar con mulas, tiene que ser, por fuerza, una viticultura de coste elevado. Pero el resultado merece la pena. Y si para Robert Parker siguen saliendo de aquí los vinos con mejor relación calidad-precio de España, esto es indicativo de que el potencial de subida de dichos precios es todavía muy grande. Hay que aprovechar a disfrutarlos mientras los precios nos lo permitan.

Sugerencia Mivinobien D.O.Bierzo

Mi habitual proveedor de experiencias Wineissocial nos trae durante estos días dos de los vinos con la huella de Raúl Pérez, El Castro de Valtuille 2016 y Ultreia Saint Jacques 2016. Os dejo unas notas sobre este último, una joya en todos los aspectos para cualquier amante del vino.

LOGO ULTREIA

20180320_115228ULTREIA SAINT JACQUES 2016

Denominación de origen: Bierzo

Localidad: Valtuille de Abajo, León

Clase de vino: Tinto joven con crianza

Variedad: 100 % Mencía

Grado alcohólico: 13,50 %

Precio recomendado: 9 a 10 €

VIÑEDO: Viñas centenarias en suelos arcillo-calcáreos situadas en el pueblo de Valtuille de Abajo, que están atravesadas por el Camino de Santiago.

ELABORACIÓN: Se elabora con el raspón entero y fermenta en tinos de roble abiertos entre dos y cinco meses. Maceraciones largas con poco trabajo de extracción sin control de temperatura. Envejecimiento en tinas: 50% en tinas grandes y 50% en barricas de roble francés usado durante 9 – 10 meses (dependiendo de la añada). Se embotella sin filtrar ni clarificar.

NOTAS DE CATA: Un vino muy aromático con notas de violetas, piel de naranja, especias y fresas. El paladar es muy fresco y vibrante con una excelente acidez. Un vino complejo para beber y disfrutar que puede seguir evolucionando en botella.

OPINION DE LOS CRITICOS:

The Wine Advocate

“The 2012 Ultreia St Jacques is a Mencía cuvée from different plots across Bierzo, part fermented in stainless steel, part in barrique and part in oak vats all with 100% full clusters. It shows some notes of coffee and a herbal side with echoes of raspberry leaf and wild berries. The medium-bodied palate offers refined tannins and good freshness. It’s a great, approachable, very drinkable, commercial wine.”

 

BODEGAS Y VIÑEDOS RAÚL PÉREZ, S.L. Promadelo, S/N 24530 Valtuille de Abajo, León, España

Teléfono: 696 621 531 Email: lidia@raulperez.com Persona de contacto: Lidia Coca Director técnico: Raúl Pérez Director comercial: Lidia Coca

 

Mivinobien 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s